Comienza la siguiente etapa de La Escuela a Cielo Abierto. ¡Gracias por hacerla posible!

Comienza la siguiente etapa de La Escuela a Cielo Abierto. ¡Gracias por hacerla posible!
Comienza la siguiente etapa de La Escuela a Cielo Abierto. Ya inmersas de lleno en las labores de edición y traducción, cerramos la campaña de crowdfunding con un balance extraordinario. ¡Gracias, de todo corazón, por darnos tanto! Porque estos 70 días han sido muy intensos, pero, a la vez, enormemente ilusionantes.

Más de 350 aportantes y alrededor de 14.400 euros de recaudación, compromisos de colaboración de entidades educativas diversas y un apoyo extraordinario por parte de muchos medios de comunicación.

Pero más allá de las cifras, más allá de la financiación conseguida, tenemos la sensación de que esta campaña de crowdfunding ha servido para mucho más que para recaudar dinero.

Ha servido para posibilitar encontrarnos, para establecer nuevos lazos y para tejer alianzas. Como decía alguien en el encuentro Celebrando La Escuela a Cielo Abierto, ha conseguido establecer un nodo, a través del cual se están agrupando diversas iniciativas, colectivos o personas de manera individual, que están encontrando un espacio común en el que reconocerse y encontrarse. Nos gusta pensar que, quizás, pueda ser el principio de una Comunidad de la Escuela a Cielo Abierto, que acoja en su seno a muchas iniciativas dispersas, que cada vez están tomando más fuerza, y que juntas, pero desde sus respectivos ámbitos, consigan llegar aún más lejos, impulsando la educación al aire libre, la educación destechada.

Este espíritu, se recogió muy bien en el emotivo encuentro precierre de campaña que te comentábamos y que creemos, por muchos de vuestros comentarios recibidos, que representa el sentir de la mayoría de quienes habéis colaborado en esta aventura:

Encuentro Celebrando La Escuela a Cielo Abierto.

 

Y, ¿ahora qué? Como os decíamos al inicio, estamos inmersas de lleno en las labores de edición y traducción del libro. Un trabajo, a la par, arduo y apasionante.  Arduo porque adaptar al lenguaje inclusivo un texto que no se ha concebido con este criterio, supone un esfuerzo extra a la labor de traducción y también porque es muy ambicioso hacer una adaptación al sistema educativo de manera universal. Sin embargo, estos son los retos que nos hemos marcado y llevarlos a la práctica es, a la vez, altamente motivante, pues sabemos que estamos contribuyendo a aportar herramientas muy valiosas a la comunidad educativa.

Además, estamos enviando y gestionando las diferentes recompensas acordadas según los plazos detallados en la campaña. En concreto, hemos enviado los libros ya publicados, Compartir La Naturaleza de Joseph Cornell y la Guía de Escuelas en la Naturaleza de EdNa, a aquellas personas que los solicitasteis como recompensa.

Eso sí, para recibir el libro La Escuela a Cielo Abierto, tendréis que tener un poco de paciencia, pues como explicabamos en la campaña, no está previsto que se publique hasta mitad de mayo.

Acabamos, como no puede ser de otra manera, dando las gracias a quienes habéis colaborado con vuestras donaciones. También, queremos agradecer las colaboraciones no económicas, que han llevado a buen puerto la campaña; al igual que las colaboraciones a posteriori, que harán posible la continuidad del proyecto, a través del proceso de evaluación de la propuesta, en el que ya se han comprometido a participar docentes a título individual, centros educativos de manera individual y diversos colectivos educativos.

Es imposible citar a tantas iniciativas amigas, medios de comunicación, colectivos, escuelas, profesorado, entidades, empresas y a tantas personas anónimas, que comparten la ilusión de que otra escuela es posible. Gracias, de todo corazón, por darnos tanto, por hacer posible este sueño compartido de La Escuela a Cielo Abierto y por permitirnos aportar nuestro granito de arena para ir construyendo otra educación, una educación de calidad, más saludable y más en armonía con su entorno y, sobre todo, que favorezca el desarrollo y la felicidad de toda la comunidad educativa.

Por supuesto, agradecer la compañía en el viaje de Silvia Corchero, que se ha encargado de las redes sociales y de mucho más, de Eva Troya que, además de estar realizando la traducción, fue quien encendió la llama de este proyecto, y de Jesús Rodríguez, que se encarga de los vídeos y nos apoya en la gestión y logística.

Por nuestra parte, seguimos trabajando para aportar herramientas y recursos que contribuyan a poner en valor la educación al aire libre y en contacto con la naturaleza, desde el convencimiento de que otra educación y otra escuela no solo es posible, sino que es más necesaria que nunca.

La Naturaleza es el ambiente más adecuado a la normal evolución del niño, asegurando el derecho que éste tiene al aire puro, a la luz del sol, al agua, al ejercicio físico y a la libertad y la alegría.

Rosa Sensat

 

AVISO: Hemos comprobado que algunxs aportantes, que habéis solicitado La Escuela a Cielo Abierto, no habéis completado vuestros datos postales. Por eso, para poder gestionar los envíos, hemos remitido correos electrónicos individuales, solicitando dicha información. Por favor, es importante que comprobéis si este es vuestro caso y nos respondáis. Aún hay tiempo de sobra, pues, como os hemos dicho, no se podrán remitir hasta que se publique, previsiblemente, a mitad de mayo. Sin embargo, es preferible que lo solventéis ya. No olvidéis, por favor, revisar la carpeta de spam, promociones u otras.

 

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter
Visit Us
Tweet
Whatsapp
RSS